GLASHAUS

“Identificamos basura con desperdicio, desperdicio es todo aquello que queda o sobra después de usar algo, que muchas veces posee utilidad. Después de haber realizado un ejercicio en clase, de pararse en un sola pierna y contar los segundos, y haber fallado totalmente en el intento, verifiqué lo que hace mucho tiempo he venido trabajando.  Soy una persona que piensa demasiado y se cuestiona a diario. Me cuestiono de pies a cabeza, de adentro para afuera, me gusta ser consciente de mis actos y analizar mi comportamiento hasta lo más profundo de mi ser. He pasado por varias crisis existenciales y he tenido problemas de depresión e inseguridades inmensas. Siento que mi mente nunca calla, siempre se me vienen grandes olas de pensamientos a la mente, a veces esos pensamientos no me dejan escuchar a otras personas, no me dejan prestar atención, no me dejan concentrarme en una sola cosa y casi todas las noches no me dejan dormir…

Es saludable cuestionarse y ser consciente de todas las decisiones que uno toma, también es saludable tener crisis existenciales y depresiones de vez en cuando, eso hace que mi ser, mi mente, mi alma y mi personalidad crezca. Pero a veces siento que no puedo más, que no quiero pensar ni quiero saber nada. Es decir, necesito descansar. He descubierto algunos métodos para deshacerme de esos pensamientos por ratos, por ejemplo leer me ayuda mucho porque me hace sumergir en otro mundo que no necesariamente tiene que ser el mío. También me ayuda jugar con algunas aplicaciones del celular, los rompecabezas me ayudan bastante. Y de noche cuando quiero dormir y mi cabeza no me deja, me pongo a contar en 4 idiomas distintos para concentrarme no más en eso. También escuchar música y concentrarme no más en la letra o la melodía me ayudan a no pensar en nada.

Después de haber analizado mi comportamiento este fin de semana mientras sufría de un tapón de cerumen que no me dejaba escuchar bien, llegué a la conclusión que posiblemente la mezcla entre mi mente y la sordera transitoria me tenían tan desesperada, como ya era tan difícil distraerme por influencias externas y estaba tan encerrada en mi misma que hasta escuchaba todo lo que pasaba dentro de mi cuerpo y mi propia voz vibrando dentro de mi, me estaba enloqueciendo por esa gran carga de cosas que pasaban por mi mente y mi cuerpo. Debo admitir, soy amante del silencio y veo los sonidos como un tipo de lujo, sobre todo la música la valoro como un arte al cual le debo prestar toda la atención y no tomarlo como algo por hecho. Pero como dicen, todo en exceso es malo, y en este caso el silencio y la total confrontación con migo misma fueron un poco difíciles de soportar. Y aún así pienso que no era la escasez de sonidos que me tenían así de desesperada, ya después de haberlo pensado bien, llegué a la conclusión de que era el exceso de pensamientos que al no oír bien aumentaron volumen y eran como gritos en mi mente. Ya lo mencioné, es saludable cuestionarse y analizar todo a fondo, pero de vez en cuando hay que guardar el silencio y desconectarse. Shhhh….. ¿Por qué vivo con la cabeza llena de tanta basura?

1376356_10151988333452502_1545991860_n 1378579_10151988333672502_1665510156_n 1393357_10151988338747502_1207707718_n

GLASHAUS

Instalación artística Reticula blanca en telón negro/mesa negra en madera/ plato plástico/ cráneo en resina/ bolsa de suero/ vinagre y bicarbonato de sodio. Institución Colegiatura Colombiana Diseño de Espacios y Escenario 5to Semestre Taller Espacios Efímeros

 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s